martes, 21 de enero de 2014

Historia de la Virgen de Belén de Pozo Alcón


cuadro de la Traída de la Virgen de Belén por los dos frailes que la portaban
autor: Antonio Perea Atanes


 ¨Hace mucho tiempo cuenta la historia que dos frailes que iban a la sierra en busca de limosna cada año, pasaban  por Pozo Alcón portando una imagen de la Virgen María con un niño Jesús en sus brazos. La  imagen   la dejaban en una humilde casa mientras ellos acometían su laboriosa labor, al regreso de su camino recogían la  Virgen y se la llevaban, así  durante muchos años, hasta que un  buen día  la familia que la guardaba en su casa esperando que llegara el momento de que se llevaran la imagen los frailes por más tiempo que esperaron estos nunca más volvieron… por lo que se sobre entendió que la imagen la dejaban en regalo aquella humilde familia por guardarla devotamente…¨

  Así es como las abuelas poceñas cuentan la historia de la Virgen de  Belén, imagen que  tras quedarse en Pozo Alcón   los poceños le tomaron mucho cariño y devoción por lo que fue trasladada a la  ¨Ermita de Santa Ana¨ (que se situaba en la actual Placeta del Santo) en aquella Ermita  permanecería hasta que  durante la guerra  civil fuera destruida, excepto la cabeza y las manos que fueron escondidas por una mujer. Pasada la guerra  las piezas fueron entregadas para que  se realizara la actual imagen de la Virgen.
  Cada año y llegado el día 2 de febrero los poceños acuden a la Iglesia para celebrar la fiesta de la Candelaria y procesionar a la imagen de la Virgen de Belén que  desde  su venida a Pozo Alcón una  familia devota de la imagen se ha encargado de su cuidado y conservación hasta nuestros días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario