miércoles, 6 de junio de 2012

DÍA DEL CORPUS EN POZO ALCON


Breve historia de la festividad del Santísimo Sacramento
A fines del siglo XIII surgió en Lieja, Bélgica, un Movimiento Eucarístico cuyo centro fue la Abadía de Cornillón fundada en 1124 por el Obispo Albero de Lieja. Este movimiento dio origen a varias costumbres eucarísticas, como por ejemplo la Exposición y Bendición con el Santísimo Sacramento, el uso de las campanillas durante la elevación en la Misa y la fiesta del Corpus Christi.
    
   El Santo Padre el Papa Urbano IV movido por el prodigio, y a petición de varios obispos, hace que se extienda la fiesta del Corpus Christi a toda la Iglesia por medio de la bula "Transiturus" del 8 septiembre del mismo año, fijándola para el jueves después de la octava de Pentecostés y otorgando muchas indulgencias a todos los fieles que asistieran a la Santa Misa y al oficio.
   
   Finalmente, el Concilio de Trento declara que muy piadosa y religiosamente fue introducida en la Iglesia de Dios la costumbre, que todos los años, determinado día festivo, se celebre este excelso y venerable sacramento con singular veneración y solemnidad; y reverente y honoríficamente sea llevado en procesión por las calles y lugares públicos.



Día del Corpus año 2009


    En estos días nuestra localidad  también se prepara para la festividad del  Corpus  una fiesta religiosa que cada año se nos presenta más decadente.

   A lo largo de los años se a podido observar que esta peculiar fiesta  va perdiendo el arraigo y la ilusión que nuestros mayores y nuestros padres tenían en estos días.

   No hace muchos años  nuestras calles  se vestían con una gran variedad de colores de banderillas que se colocaban de balcón a balcón, alfombras de romeros y tomillo y otro sin fin de  hierbas que adornaban el paso del santísimo, los altares abundaban a lo largo del recorrido procesional y la majestuosa custodia se presentaba de una forma muy diferente a lo que  se presenta hoy en día.

  En la actualidad nuestras calles han dejado de decorarse con banderillas, las colgaduras de los balcones – gracias a dios- se mantienen, los altares….  5 como mucho y el paso de la custodia ha perdido todo el esplendor de años atrás.
 Lo que podríamos hacer es colaborar todos un poco desde:

                   - La Hermandades (que más o menos  participan) montando altares en las calles.

                   -  El Ayuntamiento (aportando o facilitando el adorno de las calles: banderillas, hierba)

                  -EL PUEBLO, que es uno de los elementos más importantes para la celebración de esta festividad, deberia colaborar decorando sus balcones y intentar reunirse  entre ellos con el fin de  levantar altares.

  - La Parroquia, recuperando la ofrenda florar.

Espero que  esto sirva un poco para que  todos despertemos  con el fin de recuperar el esplendor de la festividad del santísimo sacramento, con el fin de que  nuestras calles sean un autentico templo en el que se pueda  venerar y adorar al santísimo sacramento.

A. Perea

No hay comentarios:

Publicar un comentario