domingo, 13 de noviembre de 2011

MAS QUE NUNCA CON LA VIRGEN DE TÍSCAR





 Antes centenares de personas el pasado día 12 de Noviembre  se celebro el final del Septenario y la Santa Misa, oficiada por Don Francisco Daniel Párroco de Pozo Alcón y por el  párroco de Fontanar e Hinojares. Esta vez la celebración de la eucaristía estaba protagonizada por aquellos matrimonios poceños que celebraban sus bodas de plata y las de oro ante la Santísima Virgen de Tíscar.
 La parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación  se vio llegan, pues fueron muchos  los que tuvieron que  esperar en las puertas de la iglesia por falta de espacio en su interior.
  Siendo un poco más de las 19:30 de la tarde la sagrada imagen  a lo largo del recorrido procesional se vio envuelta por una gran lluvia de cantos, poemas, petaladas, rezos, vivas, lagrimas…  no obstante cabe destacar la cantidad de mesas que se colocaron a lo largo del recorrido procesional así como de las diferentes colgaduras que los poceños colocaron  en sus balcones para rendir homenaje a la Madre de Dios.




 Tanto a la entrada como a la salida de la sagrada imagen  se realizaron unos espectaculares castillos de fuegos artificiales así como que la pólvora estuvo presente a lo largo de todo el recorrido procesional.
   Al dia siguiente 13 de Noviembre  los poceños nuevamente se trasladaban en masa a la iglesia esta vez, para decirle adiós a su madre tan querida, pues a las 12 de la mañana tenía lugar la misa de despedida, en la cual estuvo amenizada por el coro rociero Aljarafe.        En un determinado momento de la eucaristía, fueron muchos padres, madres y abuelos los que acercaron a sus hijos y nietos para presentárselos a la Santísima Virgen de Tíscar y poder  recibir la bendición de la Sagrada Imagen.




 Por la tarde, tras una  breve despedidas y con la iglesia y las calles llenas de gente, los poceños despedían a su querida Virgen de Tíscar, esta vez fueron muchos los devotos que querían  llevar las andas queriéndola despedir cargando con ella por las calles del recorrido procesional. La despedida no fue tan larga como se esperaba pues después de de una hora en la calle las gentes se apilaban en las afueras del pueblo, entorno a la carreta para decir ya si, adiós a la Virgen de Tíscar, fueron muchos los vivas, los aplausos así como cabe destacar el momento en el que muchos de los presentes  entonaron la salve popular mientras que  la misma se metía en la carroza para partir a su querida morada.




 
Sagrada Virgen de Tiscar
Ya si te has ido de Pozo Alcón
Cuando pasen siete años
Aquí te estaré esperando yo.
Aquellos que no veas por las calles
Serán que están ya con tu hijo dios
Danos tu bendición
                                                    ¡Oh Virgen de Tíscar!
                                                             Tan querida en Pozo Alcón.

A. Perea

No hay comentarios:

Publicar un comentario